Karl Hess

La Anarquía sin Guiones

(1980)

 



Note

Karl Hess (1923-1994) fue un escritor y activista libertario americano. Se unió al Partido Libertario y fue el editor de su periódico desde 1986 hasta 1990. Este breve texto apareció por primera vez en la revista THE DANDELION, en 1980. En él se subraya la posición ya destacada por un teórico del movimiento anarquista, J. A. Maryson (véase: Quelques idées fausses sur l'Anarchisme), de que la anarquía significa libertad y autoorganización voluntaria y de que nadie, dentro del movimiento anarquista, debería estar interesado en prescribir cuál de los distintos "ismos" (capitalismo, comunismo, mutualismo, etc.) debería seguir cada anarquista.  Este mensaje es muy relevante ahora que el interés por la anarquía está creciendo y que algunas personas que dicen ser anarquistas están luchando para promover de una forma vigorosa (y en algunos casos, tratando de imponer) su propia marca de anarquismo, ya sea el anarcocomunismo o el anarcocapitalismo. Para todas ellas, el mensaje de Karl Hess es: ni anarcocomunistas, ni anarcocapitalistas, porque “no hay guiones detrás del anarquista”.

Puedes ver un vídeo con este artículo inglés (lengua original) aquí: www.youtube.com/watch?v=NSR3DlzNNUc

 


 

Sólo hay una clase de anarquista. No dos. Sólo una. Un anarquista, el único tipo, definido por la larga tradición y la literatura sobre el tema, es una persona que se opone a la autoridad impuesta por el poder jerárquico del Estado. La única extensión de esto que me parece razonable es afirmar que el anarquista se opone a cualquier autoridad impuesta.

Un anarquista es un voluntarista.

Ahora, más allá de esto, los anarquistas también son personas y, como tales, presentan los millones de facetas características de la condición humana. Algunos son anarquistas que siguen voluntariamente la cruz de Cristo. Algunos son anarquistas que acuden en tropel, de forma voluntaria, a comunidades guiadas por figuras paternas queridas e inspiradoras. Algunos son anarquistas que buscan establecer síndicos para la producción industrial voluntaria. Algunos son anarquistas que buscan voluntariamente crear una producción agrícola según el modelo del kibutz. Algunos son anarquistas que, voluntariamente, intentan desmantelar cualquier cosa, incluso su propia asociación con otras personas: los ermitaños. Algunos son anarquistas que, por elección, sólo admiten negociar con oro, nunca cooperarán con otros y cuando se les requiera harán mutis por el foro. Algunos son anarquistas que, voluntariamente, adoran al Sol y su energía, construyen domos, sólo comen vegetales y tocan el salterio. Algunos son anarquistas fascinados por el poder de los algoritmos, que participan en juegos raros y practican cultos extraños. Algunos son anarquistas que sólo ven las estrellas. Otros son anarquistas que sólo ven el barro.

Todos ellos surgen de una sola semilla; no importa cómo florezcan sus ideas. Dicha semilla es la libertad. Y eso es todo. No es una semilla socialista. No es una semilla capitalista. No es una semilla mística. No es una semilla determinista. Es simplemente una declaración: podemos ser libres. A partir de eso, todo son oportunidades y elecciones.

El anarquismo y la libertad no dicen nada acerca de cómo se comportarán u organizarán las personas libres. Simplemente indican que las personas poseen la capacidad de organizarse libremente.

El anarquismo no es algo normativo. No nos dice cómo ser libres. Sólo dice que la libertad puede ser un hecho.

Recientemente, en una revista libertaria, leí la afirmación de que el libertarismo es un movimiento ideológico. Puede que lo sea. Dentro del concepto de libertad, ella, ellos, tú, nosotros o cualquier persona tiene la libertad de implicarse en cualquier ideología; en cualquiera que no coaccione a otros, negando su libertad. Pero el anarquismo no es un movimiento ideológico. Es una afirmación ideológica. Nos dice que todas las personas tienen la capacidad de ser libres. Dice que todos los anarquistas quieren la libertad. Y luego se calla. Después de esa pausa de silencio, los anarquistas montan los escenarios de sus propias comunidades y de su historia y desde ellos proclaman sus ideologías; no las ideologías del anarquismo. Establecen la manera en la que ellos, como anarquistas, llegarán a acuerdos, plantearán eventos y celebrarán la vida y el trabajo.

El anarquismo es la idea del martillo rompiendo las cadenas. El resultado es la libertad y, en libertad, todo lo demás depende de la gente y de sus ideologías. No depende de LA ideología. El anarquismo dice, en efecto, que no existe esa ideología con mayúsculas que domine sobre el resto.

Dice que la gente que vive en libertad construye sus propias historias y sus propios acuerdos con y dentro de ella. Una persona que describa un mundo en el que todos deban o deberían comportarse de una única forma, marchando al unísono, simplemente no es un anarquista.

Una persona que dice que prefiere este camino, incluso deseando que todos lo prefieran, pero que luego dice que todos deben decidir por sí mismos, puede ser ciertamente un anarquista. Probablemente lo sea. Libertad es libertad. Anarquismo es anarquismo. No hablamos de queso suizo o de cualquier otra cosa. No son una propiedad. No están sometidos a derechos de autor. Son ideas viejas, disponibles, que forman parte de la cultura humana. Pueden escribirse con guión, pero no tienen, de hecho, ningún guión. Existen por sí mismas. Es la gente la que les agrega guiones e ideologías suplementarias.

Yo soy un anarquista. Necesito saber que lo soy, y tú deberías saber que lo eres. Después, soy un escritor y un soldador que vive en un lugar determinado, según ciertos pareceres y con ciertas personas. Y puede que tú eso también lo sepas. Pero no hay ningún guión después del anarquista.

Definitivamente, la libertad no es una caja en la que haya que obligar a entrar a la gente. La libertad es un espacio en el que la gente puede optar por vivir. No te dice de qué forma vivirán en ella. Sólo dice, y esto tiene un sentido eterno, que es algo que se puede hacer.

(Traducido por Piluca Martínez Alonso)

 


[Home] [Top]